El uso de la mascarilla, el distanciamiento social y lavarse correctamente las manos son formas de prevenir el Covid-19. Otra forma de prevenir Covid-19 son los exámenes de detección como la PCR y los test de antígenos. El test de antígenos está disponible en farmacias desde el martes 20 de julio y su precio es entre 3 y 7 euros. En caso de ser positivo es crucial informar al médico de cabecera.

Los test de antígenos confirman si el virus esta presente en el cuerpo humano ya que logra identificar sus proteínas. La comodidad, el precio y el tiempo son una de las mayores ventajas de los test de antígenos. Al adquirir un test de antígenos en la farmacia no se necesita ningún tipo de máquinas, personal cualificado u otros test caros como la PCR.

El test de antígenos está disponible en farmacias y su fabricación es similar a la de un test de embarazo. Funciona muy fácil. Cada test trae un bastoncillo, con el cual se extrae una muestra de saliva o de la nariz. A esta muestra se añaden unas gotas de un reactivo, las cuales saca los antígenos del virus. Se mete todo al dispositivo y en aproximadamente 30 minutos lee los resultados. Después de 30 minutos el dispositivo muestra bandas reactivas con los resultados.

El número de resultados falsos positivos, es bastante bajo. La posibilidad de que una persona sana, sin Covid-19, tenga un resultado negativo es similar al resultado de una PCR. Pero, si la persona esta infectada y se hace este test de antígenos la probabilidad de obtener un resultado positivo es mucho menor al que obtuviese al hacerse una PCR. Por eso su especificidad es alta pero su sensibilidad es baja, en comparación a la PCR.

Este tipo de test es bastante conveniente cuando la infección está en la fase inicial, que es cuando la carga viral es más alta. Esto suele ser unos días antes de la aparición de los síntomas hasta una semana posterior.

Deja un comentario