La situación actual en Afganistán es el resultado de un conflicto que se ha venido desatando durante muchos años. En este artículo se resume el conflicto en Afganistán y los datos más relevantes.

Datos generales

Ubicación

Afganistán es un país sin litoral situado entre el sur de Asia, Asia Central y el Cercano Oriente. Este país tiene fronteras con Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, la República Popular China y Pakistán. Una parte importante del país está situada en regiones montañosas de difícil acceso. Un nombre histórico muy común para esta región, ahora llamada Afganistán, es Jorasán. El nombre Afganistán fue utilizado principalmente por el mundo exterior, significa literalmente tierra de los afganos.

La capital del país es Kabul, la ciudad más grande de Afganistán. Su ubicación, a 1.790 metros, entre las montañas Hindu Kush clasifica a Kabul una de las capitales más altas del mundo. Es conocida por tener una localización estratégica ya que se encuentra en un importante punto de la antigua Ruta de la Seda.

Población y religión

Según una previsión del 2019, Afganistán cuenta con unos 38 millones de habitantes. El Islam es la religión oficial de Afganistán y la mayoría de la población, aproximadamente el 99,7%, es musulmana. Hay algunas comunidades residuales muy pequeñas de otras religiones, como los cristianos, los sijs, los hindúes y los bahá’ís.

Gobierno

El idioma oficial es el pastún y darí. El afgani es conocido como la moneda oficial de Afganistán. Ashraf Ghani es el presidente del país. La forma de gobierno se caracteriza por el Emirato Islámico, el cual esta formado por el Talibán. El Talibán es una corriente política ligada a la religión islámica que se formó a finales de los años 90 en Pakistán. Mulá Mohammed Omar seguido por Mulá Akhtar Mohamed Mansur y Sirajuddin Haqqani son los principales líderes del Talibán.

Conflicto

Durante veinte años, los islamistas de Afganistán se mantuvieron a la defensiva. Sin embargo, en el momento que las tropas internacionales abandonaron el país, los talibanes volvieron a recuperar territorio. Son muchas las razones por las que el grupo terrorista ha vuelto a tomar la vanguardia y se desató el conflicto en Afganistán. Pero gran parte se deben a la situación de conflicto que vive el país. La misión de la OTAN es el capítulo más reciente de una larga serie de conflictos armados en Afganistán.

Inicios del conflicto

El conflicto en Afganistán comenzó a finales de los 70 cuando el Partido Popular comunista de Afganistán pasó a tener el poder. La toma de poder se dio con la resistencia de la población islámica. Poco tiempo después el jefe del partido fue asesinado.

Como consecuencia la Unión Soviética invadió Afganistán, para apoyar a los comunistas sobre el terreno y atar el país a sí mismo. La Unión Soviética comunicó oficialmente que el motivo era restablecer la paz en Afganistán.

Ante esto los islamistas llamaron a la yihad, conocida como la guerra santa con motivos religiosos. El grupo Muyahidines luchó con éxito durante 10 años (1979-1989) a tal grado que la Unión Soviética retiró sus tropas de Afganistán.

En estos tiempos la guerra civil se había transformado en una guerra por delegación entre las fuerzas soviéticas y las guerrillas islámicas, apoyadas por Estados Unidos, Arabia Saudí y Pakistán.

Desenlace del conflicto

En 1996 los talibanes se impusieron como gobernantes de Afganistán, con el objetivo de establecer un estado islámico de Dios. Durante este tiempo había completa prohibición de música, deporte, cine y televisión. La mayoría de las escuelas y universidades fueron cerradas. A las mujeres sólo se les permitía salir si iban completamente veladas y acompañadas por hombres.

Los talibanes ofrecieron Afganistán como un refugio seguro a grupos terroristas como Al Qaeda, incluyendo a Osama Bin Laden como uno de los miembros. Fue en este país donde se planearon los atentados del 11 de septiembre del 2001. Los talibanes se negaron a extraditar a Bin Laden a Estados Unidos.

Como respuesta al acto terrorista, Estados Unidos y Gran Bretaña atacaron a Afganistán un mes después, en octubre. Esta intervención causó la caída del gobierno talibán. Con el emplazamiento de las tropas de la OTAN, surgió una nueva fase caracterizada por la participación extranjera directa en la guerra civil afgana.

Es así como más de 40 países han participado en la misión en Afganistán. El objetivo era implantar nuevas estructuras estatales como por ejemplo construir escuelas, carreteras y hospitales. Alemania aporto principalmente en la construcción y el entrenamiento de la policía y el ejército afganos.

Durante esta intervención los talibanes se reagrupado en Pakistán y recuperaron su posición en Afganistán a finales del 2003. Consecuentemente las instalaciones estatales y tropas extranjeras fueron atacadas. Durante varios años se repitieron los conflictos armados y los ataques de los talibanes.

Conflicto actual

A finales de febrero del 2020 la administración de Donald Trump y los talibanes acordaron la retirada de las fuerzas internacionales. Se planeó una retirada gradual de las fuerzas de la OTAN a partir de 2021.

El actual Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también apoyaba este plan. Consecuentemente el Consejo de la OTAN comenzó a retirar las tropas de Afganistán en abril y mayo. Fue a finales de junio cuando los últimos soldados alemanes abandonaron la zona de operaciones. La misión de la OTAN acabó oficialmente a finales de julio de 2021.

Poco tiempo después del el fin de la misión de la OTAN los talibanes pudieron tomar el control de amplias zonas en Afganistán. Kabul fue tomado por los islamistas el 15 de agosto. Esa misma fecha huyó del país el presidente Ashraf Ghani.

Consecuencias del conflicto actual

Gran parte de la población se ve amenazada por la toma de poder de los talibanes, especialmente los derechos de las mujeres, los intelectuales y los periodistas ya que podrían ser eliminados por los dirigentes islámicos radicales. Cualquier grupo considerado como traidores están incluso en peligro de muerte. Grupos como activistas de los derechos civiles, mujeres políticas y activistas o incluso las llamadas fuerzas locales.

Las fuerzas locales, una cantidad significativa de afganos, se enfrentan ante peligro de vida ya que son considerados como traidores por haber apoyado a las tropas de la OTAN. Esto incluye cooperaciones como intérpretes, informadores o cocineros de las tropas de la OTAN.

Por estos motivos muchos afganos están haciendo lo imposible para huir del país. Las fotografías y videos del caos y pánico en el aeropuerto de Kabul se han difundido por todo el mundo en todas las redes sociales.

Deja un comentario