A partir del verano de 2022, la ciudad italiana de Venecia cobrará entrada a quienes decidan visitarla para frenar la saturación turística.

Jamás se había visto algo parecido, y es que a partir del año 2022, más concretamente el verano de ese mismo año, Venecia cobrará entrada a los visitantes que deseen visitar la ciudad. Antes de llegar, deberán reservar la entrada con anticipación puesto que los precios variarán en función del día y la cantidad de personas que se prevengan.

venecia cobrará entrada
Photo by hitesh choudhary on Pexels.com

¿Y cómo controlarán el aforo? Con la colocación de tornos en los principales accesos al centro histórico. Al terminar este mes de agosto, los venecianos empezarán a ensayar este nuevo sistema de pago en las zonas más concurridas de la ciudad, aunque no será hasta el próximo 1 de junio cuando estas medidas entren en vigor definitivamente si todo ha funcionado de la forma que se prevé.

Venecia recibe alrededor de 25 millones de turistas al año, pero 14 millones solamente van a pasar el día. La reserva para entrar en Venecia se realizará a través de una aplicación o desde la página web con la ayuda de un código QR con el que cuando estés allí podrás pasar los lectores ópticos de los torniquetes, con más de 500 cámaras de alta definición.

Las pruebas, que comenzarán en septiembre, las harán en la isla de Tronchetto, lugar en el que se ubica el comando de la policía local y desde donde se controla el territorio digitalmente. El precio de la entrada variará en función de la temporada y la cantidad de turistas, aunque oscila entre los 3 y 10 euros. Los residentes no deberán pagar, aunque quizá sí reservar la entrada.

A pesar de que esta medida haya generado polémica y la hayan tachado de que van a utilizarla para sacar dinero, Venecia se convertirá en la primera ciudad del mundo con entrada calculada y de pago.

Deja un comentario