Las explosiones en el aeropuerto de Kabul se deben a dos bombas que fueron colocadas cerca del aeropuerto. Al menos 13 militares estadounidenses murieron junto a decenas de civiles debido a las explosiones en el aeropuerto de Kabul. El suceso ocurrió el jueves, al mismo tiempo que los países occidentales se estaban apresurando a completar sus últimos vuelos de evacuación de Afganistán.

El Pentágono ha confirmado que aparte de las 13 muertes, al menos 18 tropas fueron heridas tras los atentados. Hay sospechas que los responsables son dos terroristas suicidas que podrían estar afiliados al Isis. Se estima que al rededor de 60 civiles afganos murieron y más de 140 fueron heridos.

El general Kenneth McKenzie, jefe del mando central del Pentágono, expresó claramente que cuentan con nuevos ataques por lo que están preparados y decididos de ir tras las personas que están asociados a estos actos.

Las explosiones en el aeropuerto de Kabul fueron causadas por un atentado suicida cerca de la Puerta de la Abadía del aeropuerto seguido por un hombre armado soltando fuego contra civiles y tropas. La otra explosión fue en el hotel Baron, cerca del aeropuerto, donde se habían congregado algunos evacuados.

Las potencias occidentales se están apresurando a evacuar a miles de extranjeros y afganos que se consideran en riesgo de sufrir represalias por parte de los talibanes, antes de que se cumpla el plazo de Estados Unidos para retirar sus últimas tropas de Afganistán, el 31 de agosto. Los aliados de la OTAN intentaron preisonar al gobierno de Biden para que ampliara el plazo, pero Washington rechazó esas peticiones.

El aeropuerto internacional Hamid Karzai ha sido escenario de escenas caóticas como consecuencia de las explosiones en Kabul.Desde el 14 de agosto se han evacuado en total a 95.700 personas.

Joe Biden se dirigió a la nación ayer por la tarde, prometiendo seguir adelante con la evacuación y encontrar a los responsables del ataque, mientras que defendía su decisión de retirar las tropas. Otros aliados de la OTAN, como Alemania, Canadá y Holanda, dijeron que habían cesado o estaban reduciendo sus esfuerzos de evacuación.

El tráfico de vuelos en el aeropuerto de Kabul ha sido intenso, con evacuaciones militares extranjeras complementadas por vuelos chárter privados enviados por organizaciones internacionales, la diáspora afgana y otros ciudadanos particulares que tratan de ayudar a escapar a empleados, amigos y familiares.

Deja un comentario