La noticia y fotografías del hombre que cruzó el Atlántico a remo y sin apoyo se ha vuelto viral. El británico de Dorset Dave Dinger Bell, ex soldado del Cuerpo de Marines Reales, cruzó el Atlántico sin ayuda y remando.

El británico completó con éxito una travesía a remo por el Océano Atlántico, la cual le tomó 119 días. Bell llegó a Newlyn, Cornualles, el domingo 26 de septiembre sobre las 13:00 horas. Se estima que Dave Dinger, ahora conocido como el hombre que cruzó el Atlántico a remo, es una de las primeras personas que logra esta meta sin apoyo a su lado. Bell comenzó su trayecto desde América del Norte, Nueva York, hasta Europa continental, Inglaterra.

Bell experimento diversas experiencias durante los 119 días en el océano. Mediante fue cruzando el trayecto le picó una medusa, experimentó enormes tormentas y los más sorprendente es que reveló que tiene miedo a las aguas abiertas. Enfrentar los mayores miedos es una forma de superar los retos. Esta forma de superación también la comparte Nathan Paulin, el equilibrista francés.

En principio Bell tenia planeado llegar a Falmouth, situado al Este de Inglaterra. Pero debido a las cambiantes condiciones meteorológicas y los vientos entrantes, decidió tocar tierra en Newlyn, al Oeste de Inglaterra.

El mayor esfuerzo consistió en remar durante 40 horas seguidas, sin ninguna pausa. El motivo fue el difícil clima de las Islas Sorlingas. Bell confirmó que no quería terminar en las Islas Sorlingas, sino que quería llegar a tierra firme, como fue su meta inicial. Los organizadores comentaron que han sido días muy duros esperando la llegada de Bell. En las últimas tres millas, cerca del destino, un bote salvavidas del RNLI le ayudó a guiarlo.

Cuando Dave Dinger llegó al puerto en Newlyn comunicó claramente que en su vida volvería a hacer algo tan peligroso. Pocos minutos después lo celebró felizmente con un café caliente y un plato de pollo con pasta. Un gran número de personas se reunieron para darle la bienvenida en tierra. Entre las personas se encontraba su pareja, su hermano y su padre.

Deja un comentario