Por primera vez en todo el mundo, se ha realizado un trasplante de corazón de cerdo en un humano, y el resultado ha sido todo un éxito.

Quien ha recibido el trasplante de corazón de cerdo ha sido un hombre de 57 años, natural de Maryland, y por lo que cuentan sus médicos su evolución es increíble tan solo tres días después desde que recibiera el órgano, modificado genéticamente. Este tipo de cirugía es la primera en su tipo, según ha comunicado la Universidad de Medicina de Maryland.

El paciente, llamado David Bennett, sufría una enfermedad cardíaca terminal, y sus médicos coincidieron en que la única forma de salvarle la vida era mediante este trasplante de corazón de cerdo. Previamente ya se había confirmado que David no era apto para ningún trasplante convencional ni para una bomba cardíaca artificial después de echarle un vistazo a su historial médico.

El propio Bennett dijo antes de entrar a quirófano que “era morir o hacer ese trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro al aire, pero es mi última opción”. Fue la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. quien autorizó con urgencia el procedimiento el pasado 31 de diciembre.

trasplante de corazón de cerdo

Para conseguir que este trasplante de corazón de cerdo tuviese éxito, se eliminaron del animal donante los tres genes que son responsables del rechazo de los órganos de esta especie por parte del sistema inmunitario humano, y además, también se extrajo un gen para que el tejido cardíaco no creciese en exceso. Al corazón se le insertaron seis genes humanos que son los responsables de que el sistema inmunitario acepte el órgano.

A pesar del éxito de este trasplante de corazón de cerdo en un humano, los médicos deben vigilar a Bennett durante varias semanas para comprobar que el trasplante funciona y le ha salvado la vida. Lo tendrán bajo vigilancia para detectar cualquier complicación en el sistema inmunitario.

El cirujano que ha hecho posible este milagro científico, el Dr. Bartley P. Griffith, ha dicho que “sencillamente, no hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para atender la larga lista de posibles receptores. Estamos procediendo con cautela, pero también somos optimistas de que esta cirugía, la primera en el mundo, proporcionará una nueva e importante opción para los pacientes en el futuro”.


No es la primera vez que se utilizan partes de un cerdo en un humano, pues lleva haciéndose con las válvulas cardíacas durante muchos años.

Deja un comentario