Charles Darwin dedicó su vida entera a demostrar que las especies no se mantienen estáticas en el tiempo, sino que evolucionan. Pero no se quedó ahí, además se preocupó por explicar por qué evolucionan y su hallazgo se puede resumir en dos palabras: selección natural. También añadió la idea de que todos los seres vivos tenemos un antepasado común, basándose en la presencia de características comunes en especies distintas. Por si esto fuera poco, puso fin a la idea de que el ser humano es el centro del Universo al estar expuestos a la selección natural como todos los demás animales (fin del antropocentrismo). Todo ello forma parte de la Teoría de la Evolución de Darwin.

¿Por qué Darwin se interesó por la evolución? 

Para saber de dónde venía el interés de Darwin por las especies debemos conocer su historia. Charles Darwin fue un naturista inglés nacido el 12 de febrero de 1809 y conocido por su Teoría de la Evolución, expuesta en su obra El origen de las especies (1859). Creció en una familia de científicos y tanto su padre como su abuelo eran médicos reputados. Esto provocó que Darwin se interesara por la biología desde muy pequeño. En ese entonces coleccionaba conchas, minerales y demás objetos que encontraba para estudiarlos. 

Ya siendo un adolescente, en 1825, Darwin ingresó en la Universidad de Edimburgo para estudiar Medicina, impulsado por su padre. Sin embargo, abandonó al no sentirse cómodo y verse presionado a estudiarla por su padre. 

Tres años después y otra vez impulsado por su padre, Darwin empezó a estudiar Teología en Cambridge, pero su falta de interés unido a las lecturas de Alexander von Humboldt, despiertan el interés de Darwin por las ciencias naturales y por el estudio de la naturaleza.

 En 1831, aún en la Universidad de Cambridge, el reverendo, amigo suyo, le dio la oportunidad de realizar una travesía en el “Beagle” un famoso barco capitaneado por Robert Fitz Roy. La expedición, que tenía una duración aproximada de 2 años, se extendió por más de 5 años, en los que Darwin y el resto de la tripulación recorrieron medio mundo. El naturista inglés iba estudiando todas las plantas y animales que se cruzaban y, gracias a su capacidad de observación, empezó a darse cuenta de semejanzas y diferencias que encontraba en las mismas. 

Esta capacidad de observación le permitió darse cuenta de que, mientras más lejos estaban las especies entre ellas, más diferentes eran, ya que estaban condicionadas por las condiciones del medio

Cuando regresó de su la expedición, siendo ya un reputado naturista, Darwin comenzó a escribir El origen de las especies (1859), el libro donde sintetizó todo lo que había observado durante su travesía. Aquí expone su Teoría de la Evolución. 

Sin embargo, no todo fue fácil tras la publicación de su obra. Algunos la catalogaban de la obra científica más importante en la historia de la biología pero otros, principalmente del ámbito eclesiástico, intentaron satanizarla pues iba en contra de lo que decía la religión. Todo este proceso de desaprobación aparece en La Duda de Darwin (2009), película protagonizada por Paul Bettany. 

¿Cómo funciona la selección natural dentro de la Teoría de la Evolución de Darwin? 

Para explicar la ley de Darwin dentro de la Teoría de la Evolución de Darwin, nos tenemos que centrar en la selección natural. Vamos a exponer varios casos y cómo los animales son lo que son hoy en día. 

El guepardo es el animal terrestre más rápido del mundo pero, ¿cómo llegó a serlo? En su hábitat inicial la comida era escasa, por lo que era el más rápido de ellos el que cazaba a la presa y podía alimentarse. Los demás morían por desnutrición y los que quedaban vivos (los más rápidos), eran los que se reproducían y transmitían a las crías sus genes. Tras millones de años transmitiendo a sus hijos los genes con mejor capacidad de reacción y con mejor musculatura para correr llegamos a los guepardos que conocemos hoy en día. 

Otro ejemplo, expuesto por Jean-Baptise Lamarck, nos dice que las jirafas evolucionaron hacia un cuello más largo debido a que no podían llegar a las hojas de los árboles, siendo este su principal alimento.

-Guillermo Bujalance

Deja un comentario