El miércoles 12 de enero de 2022, Esther López, una joven de 35 años de Traspinedo (Valladolid), quedó en un bar con sus amigos para ver las semifinales de la Supercopa de España, partido disputado entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. A las 23:30, salió del bar con sus amigos Óscar y Carolo, y se desplazaron en coche hasta el domicilio de este último, en la urbanización El Romeral. Posteriormente, según informa el diario Norte de Castilla, un amigo la dejó en el entorno del restaurante La Maña. A partir de este punto, su teléfono deja de emitir señal.

Según su familia, Esther solía salir unos días pero siempre les llamaba desde su móvil o desde el móvil de algún amigo, sin embargo jamás habían pasado tantos días sin tener noticias de ella como en esta ocasión. 

Este hecho hizo que los padres no denunciaran la desaparición a la Guardia Civil hasta el martes 18 de enero, ya que esperaban que volviera tras el fin de semana

Un senderista encontró su cuerpo. 

Tras 25 días de búsqueda incansable, el cuerpo de Esther López fue encontrado por un senderista en una cuneta de una carretera ya inspeccionada. Los vecinos afirmaban haber pasado por allí diez o quince veces. Es por este factor que la hipótesis más probable por el momento es que el cuerpo haya sido trasladado hasta la cuneta una vez sin vida, lo que explicaría que no encontraran el cuerpo en ninguno de los rastreos de la zona. Además, el cuerpo se encontraba junto a una señal de tráfico y en una zona de buena visibilidad, por lo que la persona que colocó allí el cuerpo, quería que este fuera encontrado. 

Esther López

Las causas de su muerte. 

El estudio forense del cuerpo de Esther López indica que la muerte fue provocada por una hemorragia interna consecuencia de un traumatismo interno. Sin embargo, los forenses no han podido determinar si se trata de una muerte accidental o violenta. En el TAC realizado se confirman una serie de hematomas internos, los cuales no clarifican la naturaleza de su muerte, ya que podrían ser causa tanto de un homicidio o asesinato como de forma accidental. 

Sospechosos del caso. 

El primer sospechoso del caso fue Ramón “El Manitas”, que fue detenido por la Policía. Los indicios que provocaron su detención fueron: 

-La última antena a la que se conectó el teléfono de Esther antes de apagarse tiene un radio de acción que incluye a la casa del sospechoso

-Ramón dijo que habló con Esther por teléfono el día de su desaparición y eso era imposible debido a que para ese entonces el móvil ya estaba apagado. 

-El último indicio es que se negó a entregar el teléfono voluntariamente a los investigadores.

La falta de claridad en los indicios permitieron la salida en libertad provisional de Ramón que, tras pasar 6 días en el calabozo declaró que el día de la desaparición no vio a Esther López, pero confesó que la joven había dormido en su casa en algunas ocasiones y que no la veía desde hacía dos o tres meses. 

Ahora, la Guardia Civil trabaja estudiando las imágenes del funeral de Esther López, a través de las cuales pueden obtener información fijándose en quién habla con la familia, los desconocidos que acudieron, los amigos que no lo hicieron, quién se extiende demasiado en el pésame… No se ha compartido ninguna información obtenida por las autoridades.

Además, también se están estudiando las redes sociales de Esther López, ya que estuvo activa en las mismas hasta la misma noche de la desaparición. 

Todavía no hay nada en claro del caso Esther, pero esperamos que se haga justicia por ella, sus familiares y amigos.

-Guillermo Bujalance

Deja un comentario