En 1977, los científicos Ian Wilmut y Cammpbell, del Instituto Roslin de Edimburgo consiguieron un hito en la historia de la ciencia. De ello surgió la oveja Dolly.

Estos científicos consiguieron clonar a una oveja gracias a un método experimental que consistía en la combinación nuclear desde una célula diferente a la de un óvulo no fecundado y sin núcleo, la cual extrajeron de la oveja Finn Dorset. Fue la primera clonación de un mamífero utilizando una célula adulta, haciendo de Dolly un personaje imprescindible en la época de los 90. Aunque lo consiguieron con éxito en 1977, realizaron hasta 270 intentos hasta lograrlo.

¿Dolly murió con 6 o con 12 años? 

La muerte de Dolly es un suceso que ha provocado mucha controversia. La oveja murió en 2003 a causa de una enfermedad pulmonar, con la edad de 6 años y medio (¿o de 12 años?). El tipo de oveja que es Dolly suele vivir entre 11 y 12 años y Dolly murió a los 6 años y medio… ¿o no? Algunos científicos consideran que la edad real de Dolly sería de 12 años, ya que Dolly era el clon de una oveja de 6 años por lo que, según ellos, “nació” con 6 años, muriendo con una edad acorde a la esperada. Sin embargo, para otros fue un fallo producido por la clonación y murió mucho antes de lo esperado. Estudios posteriores han confirmado que la muerte de Dolly no estaba relacionada con el hecho de ser un animal clonado, ya que otros animales clonados por la misma técnica científica han vivido plenamente su vida.

Animales que han sido clonados. 

En 1952, Robert W. Briggs y Thomas J. King lograron la primera clonación de la historia. Consistió en la creación de ranas a través de la inserción de núcleos de células somáticas adultas. 

oveja Dolly

En 1998, la empresa Genzyme Transgenics Corporation junto con la Universidad Tufts, lograron clonar 50 ratones durante 3 generaciones a partir de un solo ratón. 

En el año 2000, nació Tetra, la primera mona de Rhesus clonada. Tanto ella como los demás monos clonados en el proyecto fueron utilizados como sujetos para investigar sobre enfermedades como la diabetes. También en el año 2000, en Teramo (Italia), investigadores lograron clonar a Ombretta, un muflón, especie en peligro de extinción, con el fin de salvar su especie

En 2001, en Francia, se clonaron los primeros conejos a partir de células adultas. En el mismo año, un proyecto de Genetic Saving & Clone denominado Operation CopyCat, logró clonar a un gato doméstico, convirtiéndose en el primer animal clonado con fines comerciales. 
En 2005, científicos de la Universidad de Seúl clonaron por primera vez a un perro. Su nombre fue Snuppy. La clonación fue extremadamente complicada, ya que fueron necesarios 1095 embriones de perro en 123 hembras, lo que provocó tres embarazos. De dichos embarazos, solo Snuppy sobrevivió pero consiguieron lo que buscaban: usar la clonación como método para tratar enfermedades humanas.

-Guillermo Bujalance

Deja un comentario