Desde William Shakespeare hasta Lola Índigo: la literatura universal abarca temas que no desaparecen con el paso del tiempo. Junto a la muerte, el amor imposible es el tema más reiterado a lo largo de la historia.

Capaz de mover montañas, se habla de él desde distintas perspectivas: el amor sensual, el amor cortés, el trágico, el idealizado, el celoso y enfermizo… pero el más morboso es el amor imposible. Aquel inalcanzable que lleva al protagonista enamorado a pozos de pesimismo ante los obstáculos que imposibilitan la unión. Razones de clase, cuestiones de distancia o belleza, o tal vez otros pretendientes hacen del romance un amor imposible. Para Romeo y Julieta fue la rivalidad que existía entre la familia Montesco y Capuleto, respectivamente. 

Romeo y Julieta se conocieron en una fiesta de máscaras en la casa de los Capuleto. Fue amor a primera vista, por lo que enseguida Romeo se declaró, siendo los sentimientos instantáneos y recíprocos y culminando el encuentro con un beso. Fue al separarse cuando descubrieron a qué familia pertenecía el otro. Así, al resultar un amor imposible, se casaron de manera ilegal. 

amor imposible

Al día siguiente, cuando la familia Capuleto descubrió la clandestinidad de la boda, Romeo fue retado a un duelo por Teobaldo, de la familia mencionada. Romeo lo rechazó, sin embargo, lo aceptó su amigo Mercucio, quien resultó herido de muerte y vengado por Romeo. 

El drama continúa con la condena al exilio que impone el príncipe de Verona, lugar donde se desarrolla la obra, a Romeo. El señor Capuleto, al ver a su hija Julieta entristecida por su amor imposible -y a pesar de su oposición-, adelantó su boda con Paris, matrimonio del que se venía hablando desde antes de que los enamorados protagonistas se conocieran.

Cuando la situación empeoró, Julieta acudió al fraile Lorenzo, quien le dio la idea de ingerir un elixir para engañar a la familia haciéndose pasar por muerta y poder así huir con su amado. Pero es peor el remedio que la enfermedad, porque no solo engañó a los Capuleto. Cuando Romeo vio el cuerpo de su amor imposible en la cripta, se envenenó a sus pies. Su cuerpo sin vida fue descubierto por Julieta al terminar el efecto del elixir, por lo que ésta tomó su daga y se quitó la vida

Siendo una obra de 1595, Romeo y Julieta se han convertido en una pareja emblemática. Representan la pasión adolescente cuando se desviven ante lo que parece un amor imposible, tema que abordan la mayoría de ramas artísticas: lectura, cine, música, etc. Ya lo dicen Lola Índigo y Rvfv en su canción Romeo y Julieta (2021): “desde que te vi, no sé, ya no puedo olvidarte, vamos a otra parte (…) lo que tú quieras hacer, dime, yo te voy a dejar. Si somos Romeo y Julieta, que nadie se puede enterar”.

 
¿Cómo olvidar un amor imposible? Una de las eternas cuestiones que la misma obra del dramaturgo inglés responde. Y no, bajo ningún concepto es el trágico suicidio del final. La conclusión de la obra tiene una fama que supera a la del mismo William Shakespeare; sin embargo, el principio, no es tan conocido. Y es que Romeo acudió a esa fiesta de máscaras porque allí se encontraba la mujer por la que suspiraba, Rosalina, prima de Julieta. Sin embargo, la olvidó al ver a otra mujer por la que recibió un flechazo en aquella fiesta, Julieta.

-Cristina Gámez

Deja un comentario