El escrito más antiguo en el que se habla de la celebración del Carnaval de Venecia es del año 1094. En él aparece por primera vez la palabra “carnaval”.

El Carnaval de Venecia es el más antiguo del mundo. Fue proclamado como fiesta pública en un documento fechado en 1296 cuando el Senado de la República de Italia declaró festivo el día previo al inicio de la Cuaresma. Sin embargo, sus orígenes se remontan dos siglos atrás. 

Al norte de Italia, existía la Serenísima República de Venecia, una ciudad-estado que reunió bajo su dominio a todos los vénetos del Triveneto, Istria y Dalmacia. Este estado independiente existió desde el siglo IX hasta 1797 y tuvo su capital en Venecia. El gobierno de la Serenissima quiso dedicar a sus ciudadanos un breve período de tiempo de fiestas y diversiones

Venecianos y extranjeros hacían fiestas con música y bailes en las calles durante el Carnaval de Venecia. Fue dirigido principalmente para las clases sociales más bajas, aunque también sirvió a los nobles, que acudían a una fiesta de máscaras en la que se disfrazaban y se mimetizaban con el pueblo. Gracias al antifaz de carnaval, se anulaban las divisiones sociales, sexuales y religiosas, de manera que todos se divertían juntos y disfrutaban de los excesos sin consecuencias. 

El uso de disfraces de carnaval de forma colectiva permitía a todos los participantes mezclarse entre sí. De esta manera, todos podían sentirse libres de los prejuicios y el estigma que ahoga a las diferentes clases sociales en la vida cotidiana. Esta liberación fue y sigue siendo la esencia del Carnaval de Venecia, una fiesta que evoca romanticismo, lujo y misterio. 

Carnaval de Venecia

Durante el Carnaval de Venecia se desarrollaban distintos eventos. Las representaciones, teatros y espectáculos que se daban en la ciudad hacían que las actividades y los negocios pasaran a un segundo plano.

El Carnaval de Venecia comprende varias fiestas. Una de ellas es la “Fiesta de las Marías”, una de las más representativas del festejo. Cuenta la historia que el día de la purificación de la Virgen María fueron raptadas por unos piratas 12 jóvenes vírgenes comprometidas en matrimonio. Gracias a los venecianos, las mujeres fueron liberadas y los piratas, asesinados por orden del Doge. Desde entonces, se conmemoró esta victoria todos los años, reuniendo a 12 doncellas bellas de Venecia que acudirían con vestidos y joyas. Tras unos siglos, en 1999 se retomó esta celebración como un concurso de belleza moderno

La fiesta de las Marías no es la única relevante. A la mitad del 1500, se realizó un espectáculo que no dejó a nadie indiferente. Un joven acróbata turco logró ir desde un barco anclado hasta lo alto del campanario de San Marcos a través de una cuerda tensa. Al bajar, se dirigió al balcón del Palacio Ducal, donde se encontró con el Doge. Se convirtió en tradición recibiendo el nombre de “Vuelo del Turco”. Fue en otra edición del Carnaval de Venecia cuando un veneciano realizó el espectáculo disfrazado de ángel, llamándose desde entonces “Vuelo del Ángel”. 


Otras fiestas son “La fiesta del Agua” y “Cortarle la cabeza al toro”, entre muchos otros eventos. La mezcla de tradición, evasión y diversión que caracteriza al Carnaval de Venecia atrae a miles de personas cada año.

-Cristina Gámez

Deja un comentario