El terrorismo ha formado parte desgraciadamente de la historia de España desde la década de los 70, dejando cientos de víctimas. Sin embargo, el terrorismo en España no surge en los años 70, sino que desde 1890, época del anarquismo español, se comenzó a utilizar el terrorismo como variante de la “propaganda por el hecho”. Dicha propaganda anarquista consistía en predicar con el ejemplo, ya que lo consideraban mucho más eficaz que la palabra.

El terrorismo en España antes de los 70

Son varios los actos terroristas cometidos entre 1890 y 1920. Entre ellos podemos destacar la bomba en el Teatro del Liceo en Barcelona en 1893, la bomba en la calle Canvis Nous durante Corpus Christi en 1896, el asesinato de Cánovas del Castillo siendo Presidente del Consejo de Ministros en 1897, el atentado en la boda del entonces Rey de España Alfonso XIII en 1906 o los asesinatos de los Presidentes del Gobierno José Canalejas en la Puerta del Sol en 1912 y Eduardo Dato junto a la Puerta de Alcalá en 1920.

Durante la dictadura de Francisco Franco, también se produjeron varios actos terroristas. En 1948, anarquistas españoles exiliados en Francia intentaron asesinar al dictador Francisco Franco mediante bombas incendiarias lanzadas desde una avioneta a la Bahía de la Concha en San Sebastián. Sin embargo, el plan fracasó debido a la presencia de varios dispositivos de seguridad como cazas y dos buques de guerra con artillería antiaérea.

Durante la dictadura nació la banda terrorista ETA, que dejó unas 873 víctimas mortales durante sus atentados, anunciando su disolución en 2018 tras casi 60 años. Su primer acto terrorista se produjo en 1968, asesinando a tiros a un Guardia Civil en un control de carretera cerca de Guipúzcoa. Meses después también acabarían con la vida del inspector de policía Melitón Manzanas, acusado de ser un torturador.

El terrorismo en España a partir de los 70

Para 1970, ETA ya era conocida internacionalmente. En 1973 cometieron uno de los actos terroristas más importantes en la historia del país, el asesinato del Presidente del Gobierno en aquel entonces, Luis Carrero Blanco, atentado en el que también murieron su conductor y su guardaespaldas. Carrero Blanco era el elegido por Franco para continuar con la dictadura, por lo que dicho asesinato aumentó la simpatía hacia ETA de un sector de la izquierda. Un año después, se produjo el primer atentado indiscriminado de la banda terrorista, asesinando a 13 personas y dejando más de 50 heridos en una cafetería cercana a la Puerta del Sol, en la calle del Correo, calle que daría nombre al atentado.

En 1975, GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), asesinaron a cuatro Guardias Civiles en Madrid, convirtiéndose en el segundo grupo terrorista en activo en España junto a ETA.

El acto terrorista de ETA más importante en cuanto a víctimas fue el ocurrido en un Hipercor en Barcelona en el año 1987 tras colocar una bomba en dicho centro comercial, dejando 21 muertos y 45 heridos. Posteriormente, ETA emitió un comunicado en el que aseguraba haber avisado del lugar de colocación de la bomba y de la decisión de la policía de no desalojar el centro comercial.

terrorismo en España

Sin embargo, el mayor acto terrorista cometido en España ocurrió el 11 de marzo de 2004. Los atentados del 11M cometidos por Al Qaeda y el Grupo Islámico Combatiente Marroquí acabó con la vida de 192 personas y dejó alrededor de 2000 heridos.  En hora punta, entre las 07:36 y las 07:40, se registraron diez explosiones en cuatro trenes distintos. Dos artefactos más fueron detonados de forma controlada por la policía al no haber explotado durante el acto terrorista. No fue el primer acto yihadista en España. En 1985 se produjeron 18 muertos en el atentado del restaurante El Descanso.

El último acto terrorista de ETA se produjo en 2010 tras un tiroteo en el que murió un policía francés mientras tres presuntos miembros de ETA intentaban robar en un concesionario de coches. Un año más tarde, en 2011 ETA declaró el alto el fuego y en 2018 la banda declaraba el desmantelamiento oficial de la organización.


No obstante, el último acto terrorista en España se produjo en Cataluña en 2017, en el paseo de Las Ramblas de Barcelona, en el que una furgoneta blanca recorrió 530 metros asesinando a 16 personas (entre ellos dos niños de tres y siete años) y 130 heridos. Horas más tarde, se produjo otro ataque terrorista en Cambrils, acabando con la vida de una mujer y dejando a siete heridos. Los atentados de Las Ramblas y Cambrils fueron planeados por la banda terrorista conocida como Estado Islámico.

-Guillermo Bujalance

Deja un comentario