El conflicto entre Rusia y Ucrania cumple ya 3 semanas, y las consecuencias de la guerra ya empiezan a notarse en el resto del mundo.

Nadie sabe qué es lo que ocurrirá en Ucrania tras la ofensiva rusa en el país, y de hecho, se está alargando mucho más de lo que Vladimir Putin, presidente de Rusia, esperaba. Posiblemente esto esté ocurriendo porque el país no cuenta con la capacidad militar suficiente como para poder realizar una ofensiva como esta.

A pesar de que varios funcionarios de Rusia y Ucrania se han reunido ya un total de 3 veces, no han llegado a ningún acuerdo para parar esta guerra que está teniendo consecuencias también en el resto del mundo.

Los expertos afirman que esta situación acabará con miles de ucranianos desplazados a diferentes puntos de Europa por culpa del conflicto, tal y como vemos cada día en los canales de televisión. Se calcula que un total de 5 millones de ucranianos abandonarán el país huyendo de la guerra.

En cuanto a las consecuencias de la guerra que ya están teniendo lugar en todo el mundo, podemos encontrar el que sufre la economía a nivel mundial. Los precios de la energía han subido, los mercados financieros ven peligrar su estabilidad y la exportación de productos agrícolas lo está teniendo difícil.

Algunas de estas consecuencias vienen por las sanciones impuestas a Rusia, como la prohibición de que se importe petróleo y gas ruso, por lo que ha desencadenado un impacto directo en los costes del crudo. De hecho, el precio del petróleo ha llegado a alcanzar su valor máximo en siete años, encontrándose por encima de los 100$ por barril, lo que hace que ahora llenar el tanque de gasolina sea un lujo que solo unos pocos se pueden permitir.

consecuencias de la guerra

En España somos testigos en las gasolineras de la subida del precio, incluso en aquellas que destacaban por ser low cost. Además, los supermercados están viendo cómo el aceite de girasol, que en su mayoría llega desde Rusia, no solo ha disparado los precios, sino que también se agotan al igual que pasó con el papel higiénico durante el comienzo de la cuarentena.

La luz ha llegado a alcanzar los 700€/Mwh debido a que una parte de las eléctricas españolas se abastecen del gas ruso para hacerlas funcionar. Asimismo, muchas empresas de renombre han optado por abandonar Rusia, y entre ellas se encuentran Apple, Ikea, Toyota o Visa. Estas han cesado de forma temporal sus actividades en colaboración con el país como una muestra de solidaridad con el pueblo ucraniano y mostrar rechazo hacia las atrocidades que está cometiendo el ejército ruso liderado por Putin.

Las consecuencias de la guerra tendrán un gran impacto en la sociedad, aunque todavía se desconoce la magnitud de ellas.

Deja un comentario