Valencia es una ciudad que tiene muchos planes para hacer. No es una ciudad tan grande como Madrid o Barcelona, pero la vida de esta ciudad no se queda atrás en cuanto a diversión, cultura, historia, y entretenimiento. Hay muchos planes que nunca van a pasar de moda, porque se van renovando y da igual si repites más de diez veces, siempre vas a disfrutarlos. 

Planes en Valencia
Photo by Jo Kassis on Pexels.com

Uno de estos planes es aprovechar la tarde perdiéndote por la ciudad y empapándote de la arquitectura, el arte y la cultura gastronómica de Valencia. Visitar el centro de la ciudad significa lo mismo que ver el Mercado Central, el mercado de Colón, la catedral, la plaza del ayuntamiento, etc., mientras observas los edificios antiguos. Después terminar el día comiendo dentro del Mercado o por alguno de los bares más emblemáticos de la ciudad, y degustarte con la gastronomía valenciana. 

Valencia también ofrece infinidad de planes culturales, donde te puedes abstraer y centrarte en conocer más sobre la historia de esta ciudad. Ir al museo de la seda, a indagar sobre los trajes típicos valencianos y cómo se trabajaba esta materia prima tan delicada. También, recorrer el paseo del río y acabar en la Ciudad de La Artes y las Ciencias y el Ocenaografic. Un museo que nunca pasa de moda, y un plan que es obligatorio cada equis tiempo porque las exposiciones van cambiando y siempre trae novedades. Aunque si te gusta el arte, el plan del que nunca te aburrirás es el museo de Bellas Artes y la Fundación Bancaja, a lo mejor puedes reservar para realizar algunos de los talleres que ofertan.

Planes en Valencia
Photo by Pixabay on Pexels.com

Cultura, arte y gastronomía no es lo único que ofrece Valencia, también esta ciudad tiene planes para pasar la tarde en el centro. Aunque, deberás de tener cuidado en controlar los impulsos de compras, porque en la calle Colón está el paraíso para los amantes de las tiendas. Todas las marcas se concentran en esta calle y en los alrededores, desde marcas como Zara, H&M hasta las de lujo. Como curiosidad, en Valencia también se han podido comprar antigüedades, en el Café Museu se subastaban estas reliquias, hubo objetos por valor de todos los precios. 

Para terminar, Valencia tiene sus zonas libres de caos y estrés, para planes de desconexión. Zonas verdes en las que relajarse, leer un libro, hablar con los amigos, como los Jardines del Vivero o todo el paseo del río Turia. O pasar la tarde en cafeterías míticas en el centro donde simplemente disfrutar de un buen café y la buena compañía. Valencia lo ofrece todo, muchos planes que aunque pasen los años, estos no pasarán nunca de moda.

Deja un comentario